Todo sobre las Flores de Bach

¿Qué son las Flores de Bach?

Es un sistema terapéutico natural descubierto por el Dr. Edward Bach (médico homeópata inglés). Este sistema está compuesto por 38 elixires florales que tratan desórdenes emocionales. En 1976, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) la reconoce como sistema médico y son incorporadas al grupo de medicinas alternativas. Los animales, como nosotros, son seres vivos compuestos por cuerpo, mente y sentimientos. Porque, aunque algunas personas no lo crean, cualquier animal puede ser feliz, enfadarse o estar estresado. Las pequeñas mascotas conviven con nosotros, sienten y en ocasiones también padecen y somos nosotros los que podemos devolverles los cuidados y amor que tanto nos dan. Por ello, perros, gatos, roedores, aves, animales acuáticos… cualquier animal puede ser tratado con los remedios florales de Bach. Las flores de Bach puede ser una terapia excepcional en muchos casos como: la época de la cría o cuando tienen problemas de piel o mudan el pelo, así como en distintas edades de la vida e incluso en los últimos días de vida paliando los dolores.

¿Para qué sirven las esencias florales de Bach de forma general?

Para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Logrando de esta manera reencontrar de forma natural y espontánea el estado de salud original a nivel emocional, mental y físico

¿Cómo funcionan?

La terapia floral trabaja en el nivel energético y vibracional del paciente de manera sencilla y eficaz sin producir efectos secundarios ni contraponerse con ningún tipo de tratamiento. Ayuda a que el paciente reencuentre su equilibrio emocional.

¿Cómo se administran las esencias florales?

Se pueden dar cuatro gotitas sobre la lengua cuatro veces al día, teniendo cuidado de no contaminar el gotero con la saliva del animal. La otra forma sería en poner 10 gotas al agua que bebe la mascota durante el día, teniendo en cuenta que al cambiar el agua diariamente, se agregarán nuevamente las 10 gotitas.

¿Cuándo debo utilizar las Flores de Bach en mi mascota?

La terapia floral trabaja en el nivel energético y vibracional del paciente de manera sencilla y eficaz sin producir efectos secundarios ni contraponerse con ningún tipo de tratamiento. Ayuda a que el paciente reencuentre su equilibrio emocional. • Problemas conductuales y/o emocionales Agresividad, ansiedad, miedo, hiperactividad, celos, tristeza, defecación o micción en lugares indeseados, destrucción del hogar, coprofagia (comer sus propias heces), psudopreñez, intolerantes a otros animales o personas, ladran o bufan incluso a sus dueños, mal carácter y muy dominantes. • Traumas por: Abandono, maltrato, cambio de dueño, muerte de un ser querido ya sea de su misma especie o humano, antes y después de una cirugía (corte de cola y orejas), cuando han sido atacados por otro animal o han sufrido algún accidente. • Miedo a: Fuegos artificiales, tormentas, cuetes, antes y después de la visita al veterinario, cuando llega una visita a casa corren a esconderse, sufren de miedos descontrolados. • Modificaciones conductuales Preparación para la llegada de un bebé o un nuevo animal, preparación para viajes, cambios de casa, embarazo, parto y lactancia. • Alergias, inflamaciones, infecciones. Aplicaciones locales (gel, ungüentos, colirios) • Cuando envejece Los ayuda a adaptarse mejor a la nueva situación de vida, controlando los cambios de carácter y estado de ánimo.

¿Porqué enferman los animales?

Los seres humanos acostumbramos amplificar nuestras emociones a la vez que las relacionamos con nuestra historia de vida, enmascaramos a veces nuestros sentimientos de cara a los demás y no nos mostramos como realmente somos o nos sentimos. Los animales por el contrario viven el momento plenamente, suelen mostrarse tal y como son, sin máscaras. Pero al convivir con nosotros, adecuarse a nuestras vidas, a nuestras casas y a nuestras costumbres provocamos en ellos conflictos de índole emocional. A pesar de las comodidades con que aparentemente viven los animales de compañía, estos enferman muy a menudo; así podemos ver enfermedades alérgicas, autoinmunes, cáncer, estrés y ansiedad, entre otras. Y qué decir del abuso de medicamentos. Los antibióticos, corticoides, hormonas, antiinflamatorios, etc. En forma indiscriminada o por largos periodos de tiempo, alteran el sistema inmunitario del animal haciéndolo más susceptible al ataque de microorganismos, favorecen enfermedades autoinmunes, provocan problemas de piel, alergias, o enfermedades del sistema nervioso. El vivir en un entorno no apropiado, también puede enfermarlos. El aburrimiento, la comida monótona, la falta de estímulos y ejercicios, la convivencia con otros animales o personas en contra de su voluntad pueden generar ansiedad y estrés, provocando problemas de comportamiento o trastornos orgánicos.

¿Los animales padecen de estrés y ansiedad?

Los animales de compañía pueden sufrir estrés y ansiedad por varias causas: Por falta de ejercicio y estímulos, por la ausencia de los dueños, por la presencia de niños pequeños o de otros animales que los molestan, por falta de socialización cuando eran cachorros, por cambios en su rutina, por encontrarse encerrados, por cambio de casa, por haber sufrido algún suceso traumático, por problemas en el entorno familiar, o dueños muy acaparadores, pueden ser fuente de estrés para ellos. Otras especies como cabras, ovejas, vacas, caballos, burros, conejos cerdos y aves también pueden verse influidas por los factores anteriores.

¿Cual sería un suceso traumático en los animales?

En los animales, un suceso traumático puede ser: El corte de cola y orejas (en el caso de los perros), cambio de dueño, abandono, llegada a la casa de un nuevo miembro, nacimiento de un bebé, separación de los dueños, cambio en el horario de trabajo de sus dueños, malos tratos, la muerte del dueño o de un animal compañero, un accidente, el rechazo del cachorro por parte de la madre.

¿Las emociones de los dueños les afectan a las mascotas?

Otra de las causas de enfermedades en los animales está relacionada con el estado anímico-emocional de las personas que conviven con ellos, o de conflictos existentes en el seno familiar, que el animal lo sufre o los procesa como suyos. En nuestra sociedad actual se está humanizando demasiado a los animales de compañía, Es verdad que estos animales nos dan mucho cariño y nos demuestran fidelidad, y algunos parece que entienden lo que les decimos o sentimos, pero tratemos de entender que son animales, no personas, por mucho que los queramos. Muchos perros y gatos son educados erróneamente como si fueran niños pequeños, provocando con esto problemas de comportamiento. Y al igual que los niños, los animales son como esponjitas que absorben las emociones. Los humanos a veces podemos proyectar de manera inconsciente nuestros temores, ansiedades, angustias, frustraciones y demás sentimientos sobre nuestros animales. Por lo que es común que ellos capten estos estados emocionales, y los sufran al mismo tiempo que nosotros, provocándose de esta manera un contagio energético de emociones.

¿Cuáles son los beneficios para mi mascota?

La terapia floral y la aromaterapia ayudan a que las mascotas se relajen, hay casos en los que un perro o cualquier animal de compañía llegan a dominar a sus dueños. La terapia floral y la aromaterapia, nos ayudan a mejorar la convivencia, a un mejor entendimiento y comportamiento dentro y fuera de casa.

¿Qué animales pueden tomar las flores de Bach?

Mascotas Perros, gatos, aves, animales exóticos Animales de granja Caballos, vacas, gallinas, patos, guajolotes, gansos y aves de corral. Animales de trabajo Caballos, perros, toros. Animales en cautiverio Que se encuentran en refugios, albergues y zoológicos.